El drama de los desahucios

La ONU alerta del daño social que han causado las hipotecas y la Defensora Del Pueblo pide protección para los deudores hipotecarios ante los desahucios 

Raquel Rolnik, una de las urbanistas más notables de América Latina y Relatora Especial sobre el Derecho a una Vivienda Adecuada de Naciones Unidas, ha presentado el informe anual sobre la situación del derecho a la vivienda. El informe se centra en el impacto que determinadas políticas de vivienda han tenido en la generación de la actual crisis económica, a nivel mundial, destacando la falta de límites sobre el mercado inmobiliario como una de las principales causas de la crisis.

El informe se muestra muy duro con el mercado y las políticas de vivienda en España, señalando una serie de prácticas negativas como son la burbuja de precios, la enorme deuda hipotecaria que ha ido creciendo de manera exponencial o el drama de las ejecuciones hipotecarias que son cada día más sangrantes. Soledad Becerril,  la Defensora del Pueblo en España, ha pedido protección para los deudores hipotecarios ante los desahucios.

Para Raquel Rolnik la financiación de las viviendas se ha convertido en uno de los pilares del sistema financiero, de forma que el derecho a la vivienda se ha “financializado”.

Que una sociedad pase de un concepto de vivienda adecuada como un “bien social” a considerar la vivienda como un producto comercial y un instrumento para acumular riqueza, ha generado un brutal aumento en los precios y una disminución de la capacidad de los ciudadanos para acceder a la vivienda.

En el informe se recuerda también que las políticas de las cajas y bancos, que antes solo concedían hipotecas a las capas más altas de la sociedad, cambiaron a un modelo en el que las entidades “concibieron productos hipotecarios especialmente dirigidos a los prestatarios con bajos ingresos o un historial crediticio deficiente, que probablemente no estarían en condiciones de recibir hipotecas corrientes”.

Los Estados deberían velar con su legislación para asegurar que los gastos de vivienda se correspondan con el nivel de ingresos de las familias,y generar unas políticas de vivienda que dirigidas a garantizar los derechos humanos, que  regulen los mercados hipotecarios y que se apueste por el alquiler. 

La relatora cita el libro “Vidas Hipotecadas”, de Ada Colau y Adrià Alemany, activistas de la Plataforma de Afectados Por la Hipoteca,  un movimiento que Rolnik conoció en Barcelona, donde participó en una asamblea en 2011.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: