Un cuento para pensar…

Un joven acudió a un sabio en busca de ayuda:

-Vengo maestro porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada..Siempre he escuchado que no sirvo, que no hago nada bien, me rechazan, dicen que soy tonto, que soy distinto, y ya no quiero seguir así..¿Cómo puedo mejorar, como puedo hacer para que me valoren, cómo hago para ser valioso como las demás personas?.

El maestro, sin mirarlo, dijo: ¡Cuanto lo siento!, pero no puedo ayudarte ahora, debo resolver antes mis propios problemas..Si quisieras ayudarme tu a mi, yo podría después, tal vez, ayudarte.
-Ee..ncantado maestro-titubeó el joven, pero sintió que otra vez era rechazado y desvalorizado;
-Bien! -asintió el maestro- se quitó un anillo y dándoselo al joven agregó:
-Toma mi caballo y ve al mercado, debo venderlo para pagar una deuda. Obtén por él lo más que puedas, pero no menos de una moneda de oro.

El joven tomo el anillo y partió. Apenas llegó al mercado empezó a ofrecerlo, algunos lo miraban con interés, pero cuando decía lo que aspiraba por él, se reian o le daban la espalda; Solo un anciano fue amable y le dijo que una moneda de oro era mucho para darla por un anillo, que a lo sumo le darían 2 de plata.
Abatido regresó y le dejo al maestro:
-Lo siento, no pude conseguir lo que me pediste; quizás pudiera conseguir 2 o 3 monedas de plata, pero no creo que yo pudiera engañar a nadie acerca de su verdadero valor.
-¡Que importante lo que dijiste, Joven amigo! -respondió el maestro- Debemos conocer primero su verdadero valor; Ve al joyero, ¿Quién mejor que él para saberlo?, dile que quiero venderlo y deseo conocer cuánto vale, pero no se lo vendas, regresa con mi anillo.

El joven volvió a cabalgar..El joyero exhaminó detenidamente el anillo, luego le dijo: -Dile al maestro que si lo quiere vender no puedo darle más de 58 monedas de oro..¡¡¿58 monedas de oro?!!- repitió el asombrado joven..-Si, contestó el joyero, quizás con el tiempo pueda obtener mucho más, hasta 70, pero si la venta es urgente…!!El joven corrió emocionado a casa del maestro a contarle lo sucedido.
-Siéntate, le dijo el maestro después de escucharlo, y agregó: TU ERES COMO ESTE ANILLO: Una joya única y valiosa; Y como tal solo puede evaluarte y valorarte verdaderamente un experto..QUÉ HACES POR LA VIDA PRETENDIENDO QUE CUALQUIERA DESCUBRA TU VERDADERO VALOR?.

Tomado del Libro “Cuentos Para Pensar” de Jorge Bucay

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: