"Partitura del cuerpo"

Para mi no hay nada tan especial como la música… desde bien pequeña… No hay día que pase sin escuchar algo de música, importante para mi, venga de donde venga… es algo que valoro muchísimo, y que quiero que mi hija aprecie y sienta también… la música te da para todo lo que tu alma necesite, paz, diversión, amor, tristeza… prácticamente podría describir cada uno de mis estados de ánimo a través de la música… se que no soy la única… es algo que nos pasa a todos… El otro día, en unos minutos que tuve para ayer (minutos absolutamente robados entre: vuelvo de la oficina, pongo una lavadora, saco a mi perrita y hago la cena) encontré un artículo muy interesante… que tiene que ver un poco con eso… con como la música nos conecta… de algún modo… a todos.
Hay un estudio que revela que los corazones de los miembros de un coro se sincronizan durante el canto, el ritmo cardiaco de todos ellos aumenta o disminuye simultáneamente siguiendo la música. Cuando los miembros de un coro cantan juntos sus corazones se coordinan y comienzan a latir al unísono.
El ritmo cardiaco de todos ellos se sincroniza con el resto al compás de la música. Estos datos los revela un estudio científico realizado en Suecia, cuyos hallazgos han aparecido detallados en un artículo de ”Frontiers of Neuroscience”.

Una investigación anterior constató que los cerebros de los músicos también se sincronizan al interpretar piezas conjuntas. El estudio forma parte del proyecto “Partitura del cuerpo” que analiza cómo la música afecta al cuerpo y la salud en términos puramente biológicos, y cuyo objetivo es descubrir posibles aplicaciones de la música en medicina preventiva o rehabilitación, informa SINC.

“Cantar regula la actividad del nervio vago, que está implicado en nuestra vida emocional y nuestra comunicación con otros”, explica Björn Vickhoff autor del estudio. Este nervio va desde el tronco del encéfalo al corazón y con la canción se activa rítmicamente. El ritmo cardiaco aumenta durante la inhalación y se reduce al expirar, cuando se activa el nervio vago que ralentiza al corazón. Este proceso, según los autores, es más marcado en jóvenes y gente en buena condición física.

“Nuestra hipótesis es que la canción regula la respiración, ya que se exhala durante las frases y se inhala entre ellas”, explica el investigador. Los investigadores creen que la música podría ayudar a reducir el dolor, la ansiedad antes de una operación o aumentar su motivación por la rehabilitación. Cantar en conjunto es una expresión de voluntad colectiva según los autores. “Solo hace falta pensar en los estadios de fútbol, canciones de trabajo, himnos, procesiones en festivales. Las investigaciones muestran que rituales sincronizados contribuyen a la solidaridad del grupo”, explica Vickhoff.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: